Steeper
patient stories

La mano Bionic ha cambiado la vida al amputado de Hull

El 16 de junio de 1992, Mike Swainger cuando tenía solamente trece años, un tren le golpeó, mientras jugaba con unos amigos en un descampado. Permaneció 45 minutos, tumbado al lado del carril de tren totalmente consciente y se dió cuenta de que, el brazo y la pierna, que se encontraban a unos metros de distancia, en el balasto eran suyos.

La mano Bionic ha cambiado la vida al amputado de Hull

Ahora, es el primer hombre en el Reino Unido que haya recibido la bebionic3 extraordinaria, a través de NHS, tras casi 20 años de investigación.

“ Recuerdo como me desperté en la unidad de cuidados intensivos, dándome cuenta de que mi vida había cambiado para bien; permanecí mucho tiempo en un lugar oscuro y lo fue realmente difícil con las opciones que tenía alrededor.”

“Durante un período de 19 años, probé unos brazos diferentes y todos fueron bastante frustrantes. La sujeción o el agarre que tenían, era generalmente débil y nunca sentí que fueran parte de mí. La única opción que tenía era el aprender a realizar las tareas cotidianas con mi mano izquierda.”

“Tenía puestas todas mis esperanzas en la tecnología y me fuí informando cada vez más, de la mano bebionic. Inesperadamente, me puse en contacto con los fabricantes RSLSteeper y eficazmente me ofrecieron el ser la primera persona, en el Reino Unido en probarla. El impacto que esto podría causar era grande y lo sabía y estaba desesperado por tener un cambio”

El cambio vino en el 2012, cuando Mike fue elegido como la primera persona en el Reino Unido para tener la mano bebionic3, de RSLSteeper, a través de NHS. Ahora, utilizando la mano más avanzada bebionic3 con su apariencia de “estilo Terminator” puede llevar a cabo todo tipo de tareas:

“El tener una mano bebionic me ha cambiado la vida por completo. Puedo llevar a cabo todas las cosas que podría realizar con una mano real, desde los deportes hasta las tareas cotidianas como el atar los cordones de los zapatos, el abrir una bolsa de patatas o un apretón de manos.”

“Lo mejor fue cuando mi hija más jóven, Jodie, me cogió de la mano en la calle con total normalidad. Estoy sumamente agradecido a NHS y RSLSteeper”.

Ahora vive con su mujer, Claire y sus tres hijos, Billy, Ellie y Jodie ; Mike quiere ayudar a todas aquellas personas, que estén atravesando una situación parecida. Está trabajando con el C.F. de Hull para formar un equipo de la liga de rugby en silla de ruedas y promoviendo el deporte paralímpico en las escuelas, de esta forma espera que su testimonio sea inspirador:

“ Ser un amputado puede ser tan sobrecogedor que el aceptar la discapacidad es con frecuencia,lo más duro ;he tenido muchos altibajos y quiero que mi testimonio pueda llegar a cuanta más gente mejor .”

« Back to Patient Stories